Los retiros de Yoga son una ocasión ideal para dejarse llevar y tomar un descanso del ritmo cotidiano, centrándonos en la observación interna y adentrándonos en un mundo de sensaciones y conciencia plena. Me gusta organizar retiros en los que se esté rodeado de naturaleza, ya sea campo, montaña, playa…, así, si las condiciones climatológicas lo permiten,  poder realizar alguna práctica en el exterior.

 Son momentos en los que podemos aprovechar para observar elementos que quizás en la práctica en el interior no nos es posible. Podemos observar la brisa, la sensación del sol sobre nuestra piel, los olores de lo que nos rodea, …; la práctica  de Yoga trata  de abrirnos hacia nuestro propio mundo interno, a veces demasiado contaminado por un ambiente externo sobre estimulado por tecnología , ruido artificial y prisas.

Estar en contacto con la naturaleza, oyendo agua fluir o  quizás  observando un paisaje con la mínima influencia humana posible, nos acerca a nuestros orígenes. Esto nos permite conectar de forma sutil con nuestras capas energéticas profundas, los elementos que existen en el exterior también están dentro de nosotros, los reconocemos fuera y dentro y podemos conectar con estas ondas y flujos. 

La práctica de Yoga durante los retiros puede ser muy variada y con diferentes componentes que nos irán guiando por un  camino u otro, cada uno individual y propio. Hay elementos comunes, como es la introspección , el silencio, el descanso y la práctica desde el corazón y la humildad. También podemos encontrar momentos de compartir vivencias, así como dinámicas en las que se requiera más interacción con el grupo, sintiendo la fuerza y energía que se crea en él. 

La duración de los retiros también es variada, puede ser desde un fin de semana hasta una semana o en ocasiones incluso más tiempo . 

La alimentación durante los retiros suele ser vegetariana/vegana, ligera y sana y al mismo tiempo sabrosa, delicada y sobretodo consciente. El proceso de nutrición es algo que a veces pasamos por alto en nuestro día a día, en los retiros encontramos el sosiego y el tiempo necesarios para fijarnos en los alimentos que estamos introduciendo en nuestro cuerpo, saboreándolos, y  observando como nos sientan.

En ocasiones pasadas he organizado retiros en la provincia de Cádiz, El Puerto de Santa María y Molino de Guadalmesí (Tarifa). Próximamente publicaré las siguientes localizaciones en las que tengo pensado realizar los siguientes retiros y toda la información con respecto a fechas, precios, etc. concerniente a ellos. 

Puedes ponerte en contacto conmigo si tienes especial interés en alguna práctica o localización concreta, lo tendré en cuenta a la hora de la organización.  

“A veces retirarnos es necesario, es un descanso para el cuerpo y para el alma”

“Cuando me retiro de lo externo me acerco a mí”

“Tomar un tiempo de auto observación en un ambiente calmado y fuera de la rutina favorece la toma de conciencia plena”