El Pilates, originariamente llamado “Contrología” por su creador, Joseph Hubertus Pilates (1880/Alemania-1967/Nueva York), es un método físico integrador. Durante su juventud, Joseph estaba convencido de poder superar diferentes dolencias como el raquitismo, el asma y la fiebre reumática, mediante la práctica de boxeo, culturismo, yoga, taichi, natación, lucha y esquí, así como meditación zen. Viajó a Inglaterra y fue recluido en un campo de enemigos en la Primera Guerra Mundial, fue allí donde empezó a crear su método, en sus comienzos de forma muy rudimentaria. Más tarde y ya afincado en Nueva York, sus ejercicios representaron una parte importante de la capacitación y recuperación de lesiones y rehabilitación de bailarines en Nueva York.

El método Pilates combina movimientos naturales basados en observaciones de bebés y animales cuadrúpedos y el estudio de métodos de entrenamiento de los antiguos griegos y romanos. Los ejercicios que se practican en Pilates son muy exactos, ejerciendo especial atención en la musculatura que se ha de activar para cada uno de ellos, así como la intención global de cada ejercicio que implica una gran consciencia corporal, control sobre la respiración y coordinación física y mental. Todas estas aptitudes pueden resumirse en el control que la mente ejerce sobre el cuerpo, de ahí que el nombre inicial de esta disciplina fuese Contrología. Se hace especial hincapié en desde donde se inicia el movimiento, en cómo se realiza y hasta donde llega el trabajo muscular.

Los tres principios básicos del Pilates: Mejora integral de la salud a través de un desarrollo muscular uniforme de todo el cuerpo, mediante la respiración. El tener un cuerpo fuerte, ágil y saludable nos proporciona un sistema inmunitario activo, (preparado para combatir enfermedades), desarrollar nuestro potencial mental y realizar nuestras actividades diarias con mayor seguridad y consciencia corporal, todo ello coordinado con una respiración eficiente que nos permita utilizar la mayor cantidad posible del oxígeno que entra en el organismo y limpiar de toxinas y sustancias de desecho el sistema respiratorio y circulatorio en cada exhalación.

En Pilates puede trabajarse en el suelo (Pilates Mat), donde a veces se incorporan elementos como el Magic circle, sofballs, fitballs, bandas elásticas y hasta pequeñas pesas. También puede practicarse con la asistencia de diferentes aparatos (Pilates Estudio/Máquinas). Entre los aparatos más conocidos de Pilates Estudio, se encuentran el Cadillac y el Reformer.

En Con Alma Yoga ofrecemos clases regulares de Pilates Mat. Nuestra filosofía es trabajar el cuerpo y la mente con sentido común, desde una intensidad de ejercicio moderada y ganando en conciencia respiratoria, física y mental, hasta conseguir ejercicios más avanzados que requieran de una mejor forma física, entrenamiento muscular y mayor control mental.

Joseph Hubert Pilates: “La práctica continuada de Pilates conlleva a la revitalización y al rejuvenecimiento”