Mantra Om: En muchas clases y prácticas de Yoga se cantan mantras, y el más conocido de todos ellos sin duda es el Mantra OM.

Pero primero, ¿qué es un mantra?, hoy, la palabra mantra se utiliza en el lenguaje cotidiano en muchos ámbitos, simplemente como “Algo que repetimos” o “Una palabra o frase que nos ayuda a conseguir lo que queremos”. A grandes rasgos, podríamos entenderlo así, pero vamos a analizar el término más específicamente, veamos su significado si lo analizamos etimológicamente:

– Mans: Mente

– Tra: Liberación

Por lo que en resumidas cuentas podríamos decir que es un elemento que libera a nuestra mente. Según el hinduismo la palabra mantra es un término para definir algo sagrado que conecta la mente con lo divino mediante la apertura de nuestra energía más sutil hacia un estado meditativo. En este estado encontramos la verdadera unión de mente, cuerpo y espíritu. El canto de mantras y a continuación observar el silencio creado detrás del canto, restaura nuestro bienestar físico y mental, equilibrando nuestra energía interna, tan potente y valiosa y a veces menos preciada por estar conectados más con lo externo que con lo interno.

La mente funciona mediante impulsos eléctricos, que se caracterizan por cambiar según sea nuestro estado y actividad mental. Por ejemplo las ondas cerebrales serán totalmente diferentes si nos encontramos cansados o con mucha energía, o si nos encontramos tristes o alegres. Las ondas cerebrales (medidas en Herzios, Hz), pueden clasificarse en:

– Beta: Estado de alerta (14- 30 Hz)

– Alpha: Estado de concentración (8-13,99 Hz)

– Theta: Estado de conciencia. (4 a 7,99 Hz )

– Delta: Sueño profundo (0,1-3,99 Hz.)

Además de ser las ondas más cercanas a un sueño profundo, las Ondas Delta favorecen la atención, la creatividad, la conexión emocional e incluso la intuición. Es por eso que al cantar mantras tenemos la sensación de alivio, de calma y de quietud.

Canto de mantras en mujeres embarazadas: Existe una conexión (ambas están coordinadas por el sistema parasimpático), entre la garganta y el cérvix (cuello del útero), si una está bloqueada, el otro también lo estará. Los espacios de ambos se inhiben/se cierran cuando se percibe, ya sea real o imaginario, un peligro. Es un mecanismo de supervivencia creado para la evolución de la especie. Por lo tanto, la liberación de energía mediante la vibración en la garganta también liberará energía en el cérvix. Aprender a relajar mediante el canto vocal, conecta esa energía de calma con el feto, que aprenderá a calmarse mediante la energía de la madre durante el embarazo. Durante el parto, se puede practicar también, así madre y bebé estarán conectados a la misma energía de calma.

Centrándonos de nuevo en el OM…Se dice que el Mantra Om fue el primer sonido del Universo, del cual emergieron el resto de sonidos que hoy conocemos y siguen surgiendo de él, como una fuente incalculable de energía que brota desde el centro del Universo. Es la vibración primigenia a partir de la cual surgió el Universo.

Su canto puede dividirse en tres letras: A-U-M. Las vibraciones las sentiremos: «a» en el vientre y en el pecho, «u» en la garganta y «m» en la boca y en la cabeza. Para cantarlo se debe tomar aire y al exhalar pronunciar estar tres letras unidas, hasta que el aliento se acabe, es el momento de volver a tomar aire y repetir el proceso.

Grandes maestros de Yoga recomiendan su canto al levantarnos por la mañana para equilibrar nuestra energía, o en ocasiones de enfado y frustración por su efecto calmante físico y mental.

Se puede hablar de diferentes beneficios del canto del mantra OM, entre los que destacamos:

– Directamente relacionado con la glándula pineal (productora de melatonina u hormona de la juventud y con la glándula pituitaria (encargada de la regulación de muchas funciones del resto de glándulas del organismo).

– Purificación de los Koshas: Capas del cuerpo físico.

– Aumento del riego sanguíneo, por el aumento de la calor debido a la vibración.

– Regulación del sistema nervioso.

– Calma mental y física.

El A-U-M puede representar diferentes tríadas, entre las cuales está la del Trimurti: Brahma (creador, Vishnu (preservador) y Shiva (transformador). Otra podría ser la desglosada por Brahman (el todo y el más allá del Universo): SAT-CHIT-ANANDA (Ser – Consciencia – Dicha), equiparable a ”cuerpo, mente y espíritu”.

En su representación gráfica, que es la que se muestra a continuación, se muestra parte por parte de la misma su significado o transcripción.